lunes, 11 de julio de 2016

El cobre y todos los bienes nacionales para Chile


El día de la dignidad nacional

El 11 de julio se conmemora el día de la Dignidad Nacional, debido a que ese día en 1971 se nacionalizo el cobre chileno, la principal riqueza del país, que hasta entonces estaba en manos de empresas norteamericanas. El cobre volvió a ser chileno y con él se pudo garantizar una serie de derechos sociales. Ni siquiera la dictadura se atrevió a privatizarlo, pero en 1992, la Concertación y la derecha acordaron que Codelco traspasara GRATIS a empresas extranjeras yacimientos aun no explotados. En 1990 Codelco producía cerca del 90% del cobre en Chile. En 2010, Codelco solo producía el 30%... el 70% restante nuevamente en manos extranjeras, prácticamente en las mismas condiciones que antes.

Es importante recuperar y renacionalizar nuestros recursos naturales:

El cobre en manos de las mineras extranjeras; El agua en manos de las mineras y las eléctricas; El mar y sus peces en manos de 7 familias; El suelo en manos de los especuladores inmobiliarios… Pero lo recursos naturales son de todos nosotros, son BIENES COMUNES, y a través de la acción del Estado, podrían garantizarla previsión de calidad de los DERECHOS SOCIALES de todo el pueblo chileno: El derecho a la Educación; El derecho a la Salud y también, el derecho a la Vivienda. Los terrenos, los suelos, también son un recurso natural, y específicamente los suelos urbanos se encuentran totalmente en manos privadas, las más de las veces no para darles un uso productivo o habitacional, sino solo para especular (comprar barato, vender caro) Si los suelos recuperaran su condición de bienes Comunes, administrados por el Estado, los pobres no tendríamos necesidad de pelear por ellos, ni seriamos expulsados fuera de la ciudad. Tampoco tendríamos que ahorrar tanto dinero para obtener nuestras viviendas y el estado podría destinar a un mejor uso los miles de millones que anualmente paga a los especuladores inmobiliarios. Por eso es importante luchar por nuestro terreno y nuestras viviendas, pero al mismo tiempo, debemos reclamar el derecho de suelo, ya que nuestros hijos en el futuro también necesitaran de un lugar donde vivir y esa lucha hay que empezar a darla ahora.

Si solo nuestros minerales fuesen recuperados de las garras de las grandes transnacionales mineras, ya podríamos asegurar no solo vivienda, sino que también salud y educación gratuita y de calidad para todo el pueblo; si el suelo urbano fuese de todos y no monopolio de las grandes constructoras e inmobiliarias, podríamos usar esos espacios para el bien común y no para el lucro de unos cuantos.

Nosotros nos encontramos actualmente enfrentados al incumplimiento de acuerdos con respecto a los tiempos de concreción de nuestro proyecto de vivienda “La Maestranza de San Eugenio”, debido a que, durante la última semana, las autoridades de gobierno del área vivienda han puesto, en primer lugar, plazos excesivamente largos para la realización del cambio de uso de suelo que permite la construcción en el terreno (Art. N°50), y en segundo lugar, aumentaron un 300% los tiempos de programación para el desarrollo de las especialidades constructivas, a cargo de profesionales de SERVIU RM, pasando de un mes (comprometido por ellos mismos) a 4 meses sin ningún tipo de justificación. Es por esto que hemos decidido volver a movilizarnos este 11 de julio, para exigir que Serviu RM actúe con responsabilidad y profesionalismo, respete su propia palabra y deje de aplicar criterios políticos encubriéndolos como requerimientos técnicos. Las autoridades que momentáneamente y con dificultades se encuentran hoy en el gobierno, deben entender que nosotros NO somos sus “usuarios”. Menos “stock” o “flujos”. Somos pobladoras y pobladores, trabajadores, sujetos de derechos. ¡Y así como hoy reivindicamos el derecho a recuperar nuestros bienes comunes, también exigimos con fuerza nuestro DERECHO A UNA VIVIENDA y VIDA DIGNA!

Durante décadas los gobernantes se han esforzado en hacer que las luchas de nuestro pueblo recorran caminos diferentes, hoy entendemos como necesidad imperiosa el ser capaces de estrechar lazos con todas y todos los actores sociales que al igual que nosotros se esfuerzan por conquistar sus derechos. Es con unidad, lucha y organización que le daremos cada vez más fuerza a nuestras batallas: a la de la vivienda digna, de la educación, salud gratuita y de calidad, y en esta ocasión a la de la recuperación de los recursos naturales que nos pertenecen.

Es por esto que en este 11 de julio, el Movimiento de Pobladores Ukamau, sumamos nuestras demandas como allegados y sin casa, a esta demanda general que ya comienza a ser de discusión de cada día en nuestras familias y poblaciones.

¡Porque el pueblo necesita vivienda y suelos, porque necesitamos de nuestros mares, ríos, lagos, minerales, aire y tierra para asegurar nuestros derechos y un desarrollo armónico y respetuoso con las comunidades y el medioambiente, los pobladores estamos en la calle!!!

No más trabas a las familias pobres para acceder a una vivienda.

Por el derecho a la vivienda, al suelo, el barrio y la ciudad.

El cobre y los recursos naturales para Chile.


Movimiento de Pobladores Ukamau
11 de julio del 2016

CELEBRAMOS Y RESPALDAMOS LA JORNADA DEMOCRATICA Y SOBERANA DE ELECCIONES A LA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE EN VENEZUELA

Los movimientos sociales y populares del continente celebramos el triunfo democrático y soberano  del pueblo venezolano  y defendemos su ...