jueves, 21 de agosto de 2014

La Movilizacion Social Frente a La Depredacion Ambiental

La Movilizacion Social Frente a La Depredacion Ambiental

Dentro de las diversas movilizaciones que están ocurriendo en nuestro país, hay demandas que cada vez van tomando más importancia para la ciudadanía. 

En nuestro país, cada día se concesionan o se privatizan más derechos sociales por parte del ejecutivo. Ya la dictadura había vendido nuestros recursos vitales a través de la constitución ilegitima de Pinochet, y luego la concertación continuo quitando poder al estado y los ciudadanos sobre nuestros bienes comunes, siguiendo abiertamente la senda de la privatización (agua, sanitarias, mar) o la privatización encubierta a través de las famosas concesiones (carreteras, borde costero, hospitales, cárceles)

Así, la demanda por el respeto a nuestro medio ambiente y el derecho al agua, cobra una importancia vital para la subsistencia de la ciudadanía. Hoy la participación de todas y todos respecto de las problemáticas que se presentan en este Chile, es necesaria. 



La autoridad que se encuentra de turno, Nueva Mayoría, de manera sostenida y errática, sigue dando gestos a las grandes empresas y no a la mayoría de los ciudadanos de este territorio que a gritos piden cambios. La concertación al igual que la derecha, sistemáticamente han vendido el país y sus integrantes políticos son parte de los grandes negocios nacionales y transnacionales en torno a la expropiación de nuestros bienes comunes. Hoy, después de las promesas de campaña, la “ Nueva Mayoría” intenta limpiar su rostro, pero la solución a la degradación de la tierra, a la escasez hídrica, al cambio climático, a los despojos de tierras, a la acidificacion de los suelos provocada por los mono cultivos y a la degradación y depredación de todos los bienes comunes, necesita de grandes cambios, de grandes medidas, donde toda la ciudadanía este involucrada vinculantemente en la toma de decisiones, por lo que un gobierno en 4 años no podrá dar soluciones ni avanzar en las medidas necesarias para cumplir con los derechos humanos fundamentales, ni menos con los derechos de la madre tierra, con medidas parche.

La depredación de nuestros recursos naturales, sigue siendo la tónica neoliberal para el llamado “crecimiento” de nuestro país. No nos negamos al concepto mismo del crecimiento, porque nosotros lo entendemos ligado al concepto del desarrollo. Las niñas y niños crecen porque se desarrollan. Las plantas crecen porque se desarrollan. Cuando una persona desarrolla su pensamiento, su espiritualidad, sus afectos o su actitud ante el mundo, decimos que “ha crecido”. Nadie pensaría que los niños crecen si no se las alimenta, si no se les cuida y protege, si no se estimulan sus habilidades y se cubren sus necesidades. Menos, alguien podría sostener que crecen cortándoles los brazos, o que una planta crecerá si le cortamos las raíces. Es de sentido común que una persona no puede desarrollarse si es constantemente maltratada, si no cuenta con las condiciones mínimas para satisfacer sus necesidades, si es aislada de su familia, sus amigos o la sociedad. 

Todo eso de sentido común, menos para los neoliberales, que centran su concepto de crecimiento en la medición del despojo: más toneladas de cobre para ser industrializado en otros países, más grandes los hoyos que están dejando en el norte y centro del país; Más toneladas de salmones para Europa, al precio de matar el borde costero; Más toneladas de jurel y merluza para transformarlo en harina, al precio de acabar literalmente con los peces. Más metros cúbicos de madera, para construcciones que se levantan en otros países y acidificación de los suelos y secamiento de las napas subterráneas…y todo gracias al trabajo casi de esclavo de los subcontratistas a lo largo de todo el país.

Existen posturas que dicen, “Latinoamérica, África, Medio Oriente son lugares en donde sus gobernantes aceptan estas lógicas”. Claro, los gobernantes, pero no los pueblos. En chile existen por lo menos 30 conflictos medioambientales documentados según el atlas global de la justicia ambiental.1

Los conflictos ambientales no se dan por el mero amor a la naturaleza, sino porque hay un conflicto social detrás de cada uno. Cada vez que se pasa a llevar los derechos de los indígenas por la extracción de los recursos en sus territorios; Cada vez que los ciudadanos no podemos opinar sobre la lógica de crecimiento imperante y si la deseamos o no; Cada vez que las autoridades con conflictos de interés ordenan a sus técnicos mercenarios hacer “planificación territorial” sin participación ciudadana real, estamos generando conflictos ambientales y urbanos. La desigualdad en la distribución de las “ ganancias”  genera la inequidad. La democracia mezquina, la falta de participación, los intereses económicos entrelazados con los intereses políticos, han sido caldo de cultivo de la molestia social, que se ve aprisionada por la constitución, sus leyes y reglamentos, que dicho sea de paso, solo favorecen el enriquecimiento y la concentración de poder de unos pocos, en desmedro de nosotros, los muchos.

La defensa del territorio y del agua son una de las principales razones por la cual se presentan los conflictos. Estos están concentrados principalmente en el norte de nuestro país, donde existen comunidades que se han quedado sin agua producto de las explotaciones mineras que la usan intensivamente en sus procesos. Aparte de eso, no están siendo abastecidas correctamente. Quienes pagan las consecuencias son los  mas pobres  y los  indígenas. 

El conflicto no termina ahí, ya que existe por parte de las empresas la táctica de dividir a las comunidades en donde se encuentran, ofreciendo expectativas de trabajo que no siempre son cumplidas, persecusión a dirigentes que se oponen a la construcción ya sea de una hidroeléctrica, termoeléctrica e incluso en algunos casos la militarización de las zonas.

De esta manera, no existe un relato común entre la autoridad y la ciudadanía que exige el respeto al medio ambiente y el derecho al agua. No es un dato menor que el código de aguas de nuestro país haya sido creado bajo la dictadura militar y que haya servido para que personajes inescrupulosos se roben el agua de todas y todos, además dejando a empresas sanitarias que lucren con un elemento vital para la subsistencia de la humanidad, como lo es el agua.

Es desde óptica mas humana, que debemos mirar el conflicto que hoy existe. Una gran demostración de esto fue la marcha realizada durante el fin de semana recién pasado, el sábado 02 de Agosto, donde unas 15 mil personas fuimos parte de la movilización diciendo No a Alto Maipo, además con un claro mensaje a la autoridad y a la empresa aguas andinas donde concluyo esta marcha. Partiendo pasadas las 11:30 de la mañana del sábado desde la plaza Italia, con bailes, batucadas y una ciudadanía representada por mas de 70 organizaciones de distinto tipo, no sólo medioambientales, también  quienes defienden el patrimonio, organizaciones de pobladores, colectivos socioculturales y fuerzas políticas que ven la importancia que esto tiene.

Ahora, el desafío es de los que queremos cambiar la situación en que se mantiene a nuestro pueblo, donde la soberbia de la clase política es la tónica y la está llevando a ser incapaz de gobernar para la mayoría, por sus constantes conflictos de intereses y por su insistencia en mantener las mismas formas de gobernar a favor de los intereses de los dueños del poder y la riqueza, tomando decisiones a espaldas de los ciudadanos en el parlamento, o en la cocina de algún miembro de la oligarquía. Mirada que viene desde un paradigma elitista, obsoleto en un tiempo histórico como el actual, donde las ciudadanas y ciudadanos piden mayor participación política y social. 

Es fatal creer que solo existe una parte de la sociedad y no un todo. Debemos avanzar en una unidad de los diversos sectores de nuestro pueblo con una plataforma conjunta de las demandas populares, para impulsarla juntos y con vocación de poder. De esta manera. se podrán generar cambios, que mientras tanto fuercen al bloque dominante para comenzar a legislar para quienes hoy somos la mayoría real. 

1.- Pagina Atlas global de la justicia ambiental (citado 04 de Agosto 2014) disponible en www.ejatlas.org 

Doris Gonzalez

@doris_gonzalez_


CELEBRAMOS Y RESPALDAMOS LA JORNADA DEMOCRATICA Y SOBERANA DE ELECCIONES A LA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE EN VENEZUELA

Los movimientos sociales y populares del continente celebramos el triunfo democrático y soberano  del pueblo venezolano  y defendemos su ...