martes, 24 de diciembre de 2013

Nosotros tambien queremos una feliz navidad





Santiago 24 de diciembre del 2013
A las y los trabajadores Chile
A las y los pobladores de Chile
A las y los estudiantes de Chile
A todos aquellos que esta noche no tendrán un lugar propio donde celebrar su navidad
Somos los habitantes de esta ciudad, no propietarios de un lugar donde vivir. Somos los que día a día salimos a trabajar para llevar el sustento a nuestros hogares. Somos los que hemos cumplido con cada requisito que nos impone la política de vivienda y las autoridades de este país. Somos los que llevamos años esperando por respuesta. Somos los que hemos buscando y gestionado nuestras propias soluciones habitacionales. Somos quienes hoy no podremos sentarnos alrededor de un árbol de pascua junto nuestros hijos y seres queridos a soñar y creer en la magia que aquellos regalos brindan a los más pequeños.
Hoy temprano por la mañana (8:30 hrs am) llegaremos un poco más tarde a nuestros trabajos, pues iremos con nuestros árboles de pascua a llevárselos al SERVIU y al MINVU (serrano con alameda). Nos acompañaran nuestros compañeros, amigos y cómplices de organizaciones de trabajadores, pobladores, estudiantiles y políticas, que junto a nosotros han comenzado hace ya un tiempo un camino que nos llevara a cambiar profundamente las condiciones de existencia de todos los chilenos. En esta larga lucha que se nos viene haremos un gesto simbólico, sabemos que contaremos con la complicidad silenciosa de nuestro pueblo trabajador que a las  8:30 hrs de la mañana se desplaza a sus trabajos en el centro de la ciudad, sepan que nuestra lucha, es la de ustedes.
Vamos por respuestas concretas a las promesas y plazos que las mismas autoridades de vivienda se han impuesto.
Nos dijeron que este año 2013 antes de noviembre se concretaría la comprar de los terrenos para nuestros proyectos habitacionales (para los cuales ya tenemos los subsidios, proyectos y estudios técnicos y de factibilidad necesaria), estamos a punto de terminar el año y aun no tenemos nada concreto; QUEREMOS RESPUESTAS CONCRETAS, CON PLAZOS CLAROS, QUE SE CUMPLAN LOS COMPROMISOS ADQUIRIDOS.
Desde abril del año 2012 (fecha en que se aprueba el Decreto Supremo 49) venimos pidiendo a las autoridades se aplique el artículo 68 de dicho decreto, que permite la autogestión por parte de los comités de los proyectos constructivos. Hemos recibido por respuesta justificaciones insólitas que en definitiva convierten en letra muerta dicho articulado del Decreto Supremo, es decir en este país existen autoridades que no reconocen la autoridad de un decreto Supremo. Nuestras peticiones han sido documentadas y por escrito, se nos han dado plazos que hasta el día de hoy no se cumplen; QUEREMOS QUE SE CUMPLA LA POLITICA DE VIVIENDA QUE ESTAS MISMAS AUTORIDADES ESCRIBIERON.
No pedimos regalos, ni privilegios; solo queremos que se cumpla lo que ellos comprometieron. Queremos que se respeten las leyes en nuestro país.
Por el derecho a la ciudad, al barrio, a la vivienda y a la vida digna
MOVIMIENTO DE POBLADORES UKAMAU
UNAPO
(UNIÓN NACIONAL DE POBLADORES)



domingo, 20 de octubre de 2013

“NUESTRAS RAZONES POR MARCEL, NUESTROS HORIZONTES POR EL PUEBLO”



Doris Gonzales; Movimiento de Pobladores Ukamau
Jorge Peña Maturana, presidente Sindicato SITECO
Carla Amtmann Fecci,  Universidad Popular de Valparaíso

En pocas semanas estaremos expectantes, con nuestras libretas de notas en distintos puntos del país, revisando el conteo de las votaciones presidenciales, parlamentarias y de CORE. A treinta días de esta importante jornada y pese a la vorágine de las labores que cada uno debe realizar, cabe preguntarnos ¿qué es lo que esperamos de este proceso?

Para ello y en primer lugar, cabe afirmar que no somos de los que nos sumamos al proceso electoral, y al movimiento “Todos a la Moneda” y creen que no importan los resultados electorales que se obtengan. Cada uno de nosotros ha resuelto apoyar este proceso abiertamente, nos hemos involucrado directamente en él y junto a nuestras organizaciones nos hemos puesto al servicio de esta batalla. Y lo hacemos asumiendo que en este plano de la lucha política, los porcentajes obtenidos son relevantes e involucrarse en esta contienda implica no eludir la cruzada de los votos.

Sabemos que debemos lograr una votación significativa que nos referencie y permita comenzar a configurarnos como un tercer polo o expresión de fuerza política, hacia la izquierda del espectro actual. Aportar en la reconstrucción de un bloque anticapitalista contra hegemónico que logre retomar la senda de conquistas populares en nuestro país. Esa fuerza histórica que tuvo Chile, que alcanzó un gobierno popular, pero que a sangre y fuego fue derrocada, y que a pesar de haber combatido heroicamente la dictadura, al sufrir una nueva derrota política comenzó una dura y compleja dispersión. Situación general que sólo en estos últimos años se ha podido ir superando efectivamente, sobre todo por las luchas desatadas en el país y por el vacío político dejado por los sectores tradicionales de la izquierda que cada vez están más hermanados con las fuerzas neoliberales.

Es por ello que estamos en este movimiento por la fuerza que aquí se ha desplegado, por el potencial programático, por la disputa amplia y abierta que estamos haciendo para conquistar el sentido común actual de las masas, hoy hegemonizadas por los dueños del poder. Ahí -y no en otra cosa o persona- está nuestra fidelidad plena con este proceso electoral. Por ello, nos interesa entonces lo que obtengamos; nos interesa posicionarnos como una fuerza que con vocación de unidad y de poder, y con un proyecto de cambios profundos a la sociedad actual, logre instalarse en el escenario nacional.

Nos parece clave superar en el actual marco electoral el margen obtenido anteriormente por la izquierda agrupada en el “Juntos Podemos Más”, y además destronar hoy a sectores que desde un ambiguo progresismo ocupan un supuesto rol de alternativa. Es por ello que en estas cortas semanas debemos desplegar con aún más fuerza nuestras capacidades, entendiendo que nuestro potencial electoral radica por sobretodo en el despliegue de los comandos locales, en el activismo voluntario que miles han estado dispuestos a desarrollar por el país durante este tiempo. Son los voluntarios a lo largo de Chile la columna vertebral de este movimiento, y son los comandos locales el corazón que bombea y activa nuestra fuerza real. Es ahí donde debemos estar, desplegar nuestras capacidades, y proyectar el futuro.

Pero a su vez, tampoco somos de los que estamos trabajando sólo por los resultados electorales. Para constituirnos como alternativa política real, debemos lograr una articulación profunda desde la izquierda e ir acortando la distancia entre las plataformas y construcciones políticas y los espacios de inserción y construcción social, y eso no es resultado únicamente de una elección. Debemos construir puentes que unan nuestras distintas realidades y que en ello vayamos proyectando un espacio organizativo que pueda superar la coyuntura electoral y acumular verdaderamente lo desplegado estos meses.

Nuestro verdadero triunfo lo mediremos después del 17 de noviembre, en la medida que seamos capaces o no, de continuar con el impulso que el movimiento “Todos a la Moneda” ha tenido, logrando mantener y seguir desarrollando trabajos locales y sectoriales con cada vez más fuerza, manteniendo la diversidad orgánica y política dentro de él, proyectando una construcción para los siguientes años.

No es tarea fácil, y sabemos que no podremos pedirle a este Movimiento más de lo que puede dar. Unidad orgánica se ve un imposible aún, y dicha debilidad solo podrá ser resuelta por la coordinación política entorno a la defensa e impulso del programa construido. Otro intento de unidad política –más profunda en lo ideológico y orgánico- nos impondría el ritmo de las discusiones y no el de la urgencia de la realidad, peligrando volver nuevamente al margen de la historia. Por su parte, la unidad en los ámbitos sociales, locales y sectoriales solo será en la medida que las fuerzas se encuentren y articulen en los diversos espacios, sin ello solo serian articulaciones de papel.  No obstante todo lo anterior, obtener y mantener aquello ya será un gran avance. Y sus debilidades -o lo que aun este movimiento no puede entregar-, no deberá implicar renuncia a su construcción. Hemos de buscar también otros espacios y plataformas para hacerlo.

A su vez, tampoco somos de los que nos hemos sumado a esta campaña  por mero efecto -o fenómeno- generado por Marcel Claude. Ciertamente es nuestro candidato a presidente, tiene nuestro respaldo y nuestro respeto, ya  que la pasión y entrega puesta por él a este proyecto colectivo es algo que día a día impulsa a cientos de miles a volver a creer en una sociedad de derechos. Hoy este gran proyecto se encarna en la figura de nuestro candidato, pero no perdemos de vista que su continuidad radicará sólo en la fuerza colectiva que podamos desplegar mañana. Por ello nuestro compromiso y fidelidad final no es con él, sino que con el horizonte y alternativa que estamos forjando.

Cada uno de nosotros ha de ser una herramienta a disposición de este proceso de reconfiguración de las fuerzas de izquierda, donde hoy la centralidad no está puesta aún en quiénes han de ser los líderes de esta parte de la historia -dicho veredicto no lo hace más que el pueblo en la lucha misma- sino en cómo somos capaces de levantar una construcción verdaderamente colectiva, enraizada efectivamente en las masas populares y trabajadoras, y que sea consecuentemente capaz de aglutinar los ejes programáticos y las proyecciones de una gran trayectoria de luchadores sociales y fuerzas militantes que por años han ido construyendo aisladamente, pero que hoy gracias a todo este proceso han podido encontrarse y proyectarse en conjunto. Es por ello que será clave la proyección del movimiento “Todos a la Moneda”, pero por sobre todo, será crucial la unidad que logremos desplegar entre quienes siempre debimos haber caminado juntos, pero que por distintas situaciones y complejidades de nuestros espacios y de la lucha en general, antes no lo pudimos desarrollar con fuerza.

Somos de los que nos hemos fraguado en el centro de la lucha político-social de estas últimas décadas, de los que hemos trabajado codo a codo con nuestra gente en torno a demandas reivindicativas que rápidamente permiten dar los saltos a miradas y cambios estructurales. Somos de los que en el centro de estas batallas, no hemos renunciado a la lucha antiimperialista, latinoamericanista y al socialismo. Pero somos también de los que entendemos que no podemos emprender dichos desafíos, y menos alcanzar la victoria, sino es con todo un pueblo dispuesto a luchar por ello también. Al haberlo entendido y asumido así, hoy uno de nuestros principales campos de batalla son esos pequeños centímetros cuadrados en la mente y el corazón de las grandes mayorías populares y trabajadoras. La necesaria conquista del sentido común del pueblo, que tras décadas comienza a perspectivar posibilidades urgentes de cambio, es una ardua batalla que no terminará este 17 de noviembre, sino que comenzará a vivir una nueva y trascendental etapa.

Estamos frente a un importante ciclo político, y dentro de él, en el inicio de un nuevo momento histórico para nuestro país. Así lo hemos entendido desde nuestros distintos espacios de lucha, y para enfrentarlo debemos por sobre todo, entregar nuestros esfuerzos en la construcción de una nueva alternativa.

Alternativa que con esos horizontes de lucha, esté por sobretodo sustentada en la fuerza social y política de un pueblo dispuesto a defender lo que es justo. Con ejes programáticos que estén articulados en torno a la recuperación de nuestros derechos sociales, de nuestros bienes naturales y por las conquistas democráticas que tanto necesitamos. Con dicho programa avanzar -como ya lo hemos hecho, pero ahora con mayor fuerza e impulso- en la organización y movilización de los sectores claves como lo son los estudiantes, los trabajadores y los sectores poblacionales, buscar apoyo en profesionales honestos y en una cada vez mayor franja de intelectuales que encaminan sus miradas y estudios en una lucha común con la nuestra. Levantar más espacios genuinos de organización y fortalecerlos desde la izquierda -Centros de Estudiantes, Federaciones, Centros Culturales; Juntas Vecinales; Comités de Vivienda, Sindicatos, etc.- y disponernos en unidad a luchar por las demandas sentidas, urgentes y necesarias.

Queremos forjar una alternativa que hable de cara a los problemas y al pueblo, y no sólo a la izquierda misma. Que tenga capacidad de enraizarse, desplegarse y difundirse efectivamente en las masas. Que dispute ideas y programa de manera seria. Que mire al futuro, pero tenga también respuestas concretas para el presente. Que no se atrinchere en el margen o en las franjas sociales propias, sino que se decida a enfrentar unitariamente el centro de los problemas actuales, y dispute todos los espacios en los que se desarrollan. Una alternativa que logre sumar a cada vez más, y que en ese proceso, logre multiplicar sus fuerzas.

Queremos a propósito de este proceso electoral, en el cual debemos lograr los cometidos expuestos, alcanzar a su vez un proceso de construcción unitaria entre quienes comprendemos que la lucha es ardua, que no son los procesos electorales los que marcan el ritmo de nuestro trabajo, sino que la algidez de la lucha de clases, y el necesario trabajo por una correlación de fuerzas favorables para la conquista de un nuevo país.

Aún tenemos importantes déficits. Sabemos que todavía no hay fuerza orgánica suficiente que sostenga a nivel nacional todo lo que se ha ido levantando con la voluntad, y espontaneidad incluso, de miles que queremos sumarnos a este impulso de construcción. Eso nos ha traído problemas y ha desnudado nuestras debilidades. No tenemos aún los recursos requeridos ni los tiempos humanos necesarios. Aún sobra panfleto y falta estudio, análisis y debate serio para perfilar nuestros proyectos. Muchas veces lo individual se sobrepone a lo colectivo, y eso sin duda nos hace daño. Pero aquellas son limitaciones históricas que siempre a la izquierda le ha tocado y seguirá tocando enfrentar, y que sólo las ha podido revertir cuando las tareas de largo aliento las ha asumido con los pies bien puestos en el presente, con las condiciones reales que se poseen y con una ética revolucionaria cada vez más aprehendida. Sólo así se aprovecha el potencial de ser mayoría activa, con un objetivo claro y con disposición de fuerza para alcanzarlo. 

Volviendo a lo inicial, sabemos que en gran medida nuestros votos tienen el potencial de valer el doble. Es un voto activo, que sabe que la tarea no termina, sino que comienza el 17 de noviembre, y que por tanto, son los próximos años los que se vuelven decisivos. ¿Qué hay entonces después de Marcel, e incluso después de Roxana? como algunos ya se han ido preguntando. Nuestra respuesta al menos, es que mucho más que lo que puedan hacer, querer o impulsar dichas figuras, después debe necesariamente haber un impulso político, social y orgánico unitario que nos permita proyectar las luchas por un programa justo y cada vez más sentido por las grandes mayorías de este país. Un esfuerzo que progresivamente nos permita ir forjando la columna vertebral, ahora no de una campaña, sino que de un proyecto histórico.

No estamos ad-portas aun de los grandes y decisivos triunfos de la historia de nuestro pueblo, pero cada día nos acercamos. Y podremos acortar cada vez más la distancia si logramos, tras esta pequeña batalla electoral, impulsar con más fuerza nuestras capacidades políticas y sociales, ya no desde una izquierda que habla desde el margen y a sí misma, sino que desde una fuerza que al asumirse revolucionaria, se pensó como gobierno, y que para tal propósito está decidida a seguir levantándose y alcanzar dicho cometido.  



martes, 23 de julio de 2013

Visita de Evaliz Morales a la Casa UKAMAU.

Visita de Evaliz Morales a la Casa UKAMAU.


Sábado 20 de julio, nos avisaron que la compañera Evaliz Morales, hija de Evo Morales presidente de Bolivia, viene a visitarnos. Se produce algún revuelo en los integrantes de Tambor Rebelde que a esa hora (15:00 hrs.) ensayan como lo hacen cada sábado, deciden esperar a la llegada de la compañera para recibirla con el rugir de sus tambores. El frente de Cultura del UKAMAU se pone manos a la obra y ensayan unas canciones, incluida una cueca especialmente creada para la ocasión. Vecinas de las diferentes asambleas del Movimiento de Pobladores UKAMAU, preparan pan amasado, tortillas, queques, y diversas delicias para la once que compartiremos con la especial visita.

A las 19:00 hrs. Ya esta todo ok, las mesas listas, se proyectan los videos preparados para la ocasión, se hacen las pruebas de sonido de los cantores, Tambor Rebelde formado en la esquina del pasaje a la espera de la viajera. Llega Evaliz Morales, junto a su hermano Inti, y al resto de la delegación que la acompaña. El rugir de los tambores anuncia a toda la población su llegada, y al ritmo de la batucada se encaminan a la casa UKAMAU. Ya en la casa es saludada por todos los presentes y se le invita a sentarse a la mesa a compartir una once con el mundo popular chileno. Se dirige a los presentes nuestra vocera Doris Gonzalez, destaca en sus palabras los ideales NuestroAmericanos de integración, solidaridad y comercio justo entre los pueblos, reitera nuestra vocación regional y nuestro llamado a entregar Mar a Bolivia por justicia histórica.

La casa está repleta de gente, desde niños hasta gente de la tercera edad, todos quieren agasajar a la invitada, y en su gesto denotan el sentimiento profundo de unidad latinoamericana que ricos y poderoso han pretendido borrar de nuestros corazones. El té, café, sopaipillas y tortillas con un buen pebre se hacen poco, pero la alegría y la satisfacción sobra.

Se exhiben 2 videos uno de Tambor Rebelde, donde se cuenta algo de su historia, y otro de la jornada de lucha del 11 de julio. El frente de cultura del UKAMAU despliega sus artistas para deleite de todos los presentes, se bailan cuecas y se corean canciones latinoamericanas.

Evaliz dirige unas palabras a los presentes, agradeció la recepción, hablo de la emoción de su hermano Inti al conocer el Mar en Valparaíso. Nos contó de sus encuentros con los estudiantes chilenos y de la admiración que su lucha le produce, solidariza con nuestras demandas y a través de so con todas las demandas del pueblo chileno. Sus palabras tuvieron un especial énfasis cuando relato el trayecto y la lucha de los pueblos indígenas de Bolivia, para llevar primero a uno de los suyos a la presidencia, como gracias a su fuerza y organización se constituyeron como sujetos sociales capaces de proponer una tipo de sociedad distinta a la que hasta entonces los dueños del poder y la riqueza habían impuesto a las mayoría de Bolivia, y como eso se expresó en la asamblea constituyente a través de la cual se dio vida al estado Plurinacional. Entrego el saludo afectuoso que traían desde el fondo de la historia los pueblos originarios de nuestro continente. Finalmente nos instó a seguir luchando por NuestraAmerica diversa, solidaria, justa…

Ya han pasado las horas la emoción de las palabras de Evaliz que en algunos humedeció mejillas. Todos quieren fotografiarse junto a la hija del presidente Evo Morales. Los gritos de “se siente se escucha, arriba los que luchan” marcan el fin de una jornada latinoamericana en la casa UKAMAU, nos despedimos de la invitada con la promesa de luchar por la ,unidad, la solidaridad y el comercio justo entre los pueblos latinoamericanos, y por supuesto luchar por el Mar para Bolivia.

Por la integración latinoamericana.
Solidaridad, integración, comercio justo entre los pueblos.
Mar para Bolivia.
Santiago 23 de julio de 2013

Doris Gonzalez
UKAMAU

lunes, 22 de julio de 2013

UKAMAU en el Paro Nacional 11 de Julio de 2013


El 11 de julio se conmemora el día de la Dignidad Nacional, debido a que ese día en 1971 se nacionalizó el cobre chileno, la principal riqueza del país, que hasta entonces estaba en manos de empresas norteamericanas. El cobre volvió a ser chileno y con él se pudo garantizar una serie de derechos sociales. Ni siquiera la Dictadura se atrevió a privatizarlo, pero en 1992, la Concertación y la derecha acordaron que Codelco traspasara GRATIS a empresas extranjeras yacimientos aún no explotados. En 1990 Codelco producía cerca del 90% del cobre en Chile. En 2010, Codelco sólo producía el 30%...el 70% restante nuevamente está en manos extranjeras, prácticamente en las mismas condiciones que antes.
Debido a esta grave situación, la CUT convoco a un PARO nacional, cuya demanda central es la renacionalización de los recursos naturales. La Central sindical convoca al conjunto de los sectores sociales de nuestro pais, donde cada uno salga con sus propias demandas pero apuntando todos juntos a recuperar nuestros recursos naturales.
En este contexto y con el antecedente del Paro del 26 de Junio que logro articular a trabajadores, estudiantes y pobladores en una sola convocatoria. Convirtiéndose esta fecha en la más importante coordinación de los sectores anticapitalistas en lucha en los últimos años en nuestro país.
Es por esto que en este 11 de julio, el Movimiento de Pobladores UKAMAU decidió sumarse junto al resto de los actores sociales a la demanda por la recuperación de los recursos naturales para el pueblo chileno. Sumando nuestras propias demandas como allegados y sin casa, a esta demanda general que ya comienza a ser de discusión de cada día en nuestras familias y poblaciones.
Lanzamos una campaña a nivel metropolitano, convocando y explicando los motivos de nuestra movilización. Por todos los rincones de Santiago nos desplegamos para llegar con nuestra propaganda. Volantes fueron entregados a miles de manos receptivas, en ferias y lugares públicos de nuestra ciudad. Nuestros afiches fueron instalados con la complicidad de la noche en las principales avenidas.
El mismo día 11 de julio, nuestra movilización comenzó antes de las 6 de la mañana, cuando partimos desde nuestras casas caminando a  nuestro objetivo. Cortamos la Alameda entre las calles Con Con y Bernal del Mercado, a las 7 de la mañana ya habíamos colapsado el ingreso poniente a Santiago.
Cientos de pobladores se agolparon en la intersección de alameda con General Velazquez, bloqueando el tránsito de la principal avenida capitalina. De esta forma impedíamos que la principal mercancía del capitalismo, la fuerza humana de trabajo llegara a su destino, afectábamos con eso directamente los intereses de ricos y poderosos.
La represión no se hizo esperar y apareció carabineros con carros lanza agua y lanza gases, reprimiendo duramente a los pobladores y estudiantes que resistieron por más de media hora con el transito cortado. Fueron apresados y golpeados 7 miembros de UKAMAU.
La represión de la mañana no amilano a los vecinos, al contrario elevo la moral y a las 11 de la mañana enfilaba la columna desde Bernal del Mercado con Alameda rumbo a la USACH para unirse a la marcha de los trabajadores. Con nuestros canticos, lienzos y rebeldías marchamos hasta San Pablo con Cumming lugar donde quebramos con la marcha y explicamos porque no asistíamos a hacer número a la Central que sin duda está en la línea de la concertación, nosotros estamos con los trabajadores en lucha, no con los partidos que hoy dirigen la CUT.
Ya en la noche se realiza la última asamblea en la población, desde las 19:30 hrs. Llegan los miembros de UKAMAU, al ritmo de Tambor Rebelde se realizó una marcha por las poblaciones del límite sur de la comuna de Estación Central, la noche iluminada por el fuego de las barricadas y estremecía por la potencia de los gritos y consignas de nuestras luchas.
El final de la jornada nos deja enseñanzas claras, la unidad, la organización, la lucha, el trabajo metódico y desinteresado dan frutos. La lucha da lo que la ley niega.
Por el derecho a la vivienda, al suelo, al barrio y la ciudad
El cobre y los recursos naturales para Chile
Ni derecha, ni concertación

Movimiento de Pobladores Ukamau

miércoles, 17 de julio de 2013

2013 Y LOS CAMINOS DE LA RECOMPOSICIÓN DEL PUEBLO

Las movilizaciones del 2013 han demostrado que el proceso de reflujo del movimiento social, posterior al estallido del 2011, no alcanzó los niveles planteados por los fatalistas pronósticos que la historia de las últimas décadas nos ha enseñado a proyectar. Pese a los reacomodos del discurso burgués en su afán de asimilar y neutralizar la demanda social, así como de sus maniobras políticas ejecutadas desde el Estado para desarticular las luchas emprendidas, el movimiento sostiene hoy, con nuevos ritmos, su proceso de maduración y fortalecimiento. Así se ha dejado ver con la reaparición de un movimiento estudiantil que volvió a copar las calles y ocupar liceos y universidades, logrando nuevos hitos de articulación y lucha conjunta con importantes organizaciones laboriosas, como fue la movilización nacional del 26 de junio, junto a los trabajadores y trabajadoras del cobre y los puertos del país, sectores estratégicos de la economía chilena. Así mismo se vio el jueves 11 de julio, ante un importante paro nacional convocado por la CUT y levantado por una amplia gama de organizaciones sociales y políticas en lucha, que se dispusieron a sobrepasar el programa concertacionista de la Central y profundizaron la instalación de las demandas por la renacionalización del cobre, la educación gratuita y la asamblea constituyente. Estos elementos nos sugieren que el nuevo momento del movimiento social se encuentra marcado por los caminos de la recomposición. Luego de décadas de una dispersión subordinante, afirmada por el desarrollo a ultranza del libre mercado y el despojo radical de las mayorías trabajadoras, nos encontramos en un momento de recomposición, tanto de la capacidad de articulación y lucha conjunta de vastos sectores de la población, como de la expansión de una nueva conciencia crítica de masas, fenómenos fecundos para la maduración y extensión de las posiciones anticapitalistas.
 
Las distintas formas que el malestar ha alcanzado en los diversos sectores de la población agobiados por el neoliberalismo, han avanzado hoy a converger en planteamientos políticos que resuenan una y otra vez en los espacios donde se desarrolla la lucha de masas. Han sido las calles las que han parido un programa político de cambios económicos y democráticos de avanzada, el que se pondrá a prueba sistemáticamente en las calles, así como también en la arena política y electoral. Comprendiendo aquello, la decisión de un importante sector de la militancia revolucionaria ha sido dar un salto político gravitante, incorporándose a la tarea electoral como elemento táctico, comprendiendo la oportunidad que puede significar para el avance y fortalecimiento del proceso. La experiencia igualitaria fue, pese a todas sus dificultades, uno de los esfuerzos motorizadores de dicha discusión y despliegue.

La expresión nítida de las demandas populares y ciudadanas, entroncadas en los planteamientos centrales de Asamblea Constituyente y Renacionalización del Cobre, junto al levantamiento rotundo de las demandas antineoliberales como el Fin del sistema de AFP y el término del negociado con la educación, la salud, la vivienda y toda la gama de derechos sociales fundamentales, deberán sintetizarse en un Programa de Gobierno a ser impulsado y defendido por los actores sociales en lucha. La transformación radical del Estado, su cambio de carácter del actual subsidiario a uno garante de derechos sociales, que ponga a disposición la riqueza común para el desarrollo de la autogestión y del control directo de las instituciones propias y autónomas de las comunidades; los cambios radicales a la estructura del trabajo: la sindicalización universal, un nuevo código o estatuto del trabajo, la negociación colectiva por rama de la producción, entre otras tantas, deberán ser las banderas comunes y mayoritarias en las contiendas venideras. Para todo ello, necesitamos unidad.

Este es el momento de las alianzas y la unidad, no del camino propio de un determinado sector. Dicho de otro modo, el verdadero camino propio es hoy, ante todo, el encuentro con los otros, el camino nuestro. El momento político exige sobrepasarnos a nosotros mismo y nuestros esfuerzos particulares de construcción de lucha social, poniendo cada cosa en su lugar, cada foco de construcción en un escenario global de disputa, compuesto por una gran diversidad de actores y propuestas, amplio en expresiones de lucha, cuál de todas más valiosa y necesaria.

Al paso del pueblo van también las organizaciones militantes, indispensable actor para la motorización de los proceso de lucha. Al ritmo del encuentro de los actores sociales movilizados caminamos dichas organizaciones; el encuentro y las rearticulaciones están a la orden del día, y parte de nuestro trabajo será construir la posibilidad de proyectar nuevas, mayores y mejoradas articulaciones militantes, promoviendo la discusión y avanzando hacia posiciones unitarias, con firmeza estratégica y flexibilidad táctica, adoptando las mejores combinaciones de las formas y frentes de lucha que corresponderá desarrollar en un futuro gobierno neoliberal concertacionista.

Nuestras tareas presentes y futuras no serán sencillas, y nunca lo han sido. Podrán generarse encuentros y desencuentro, y de estos últimos hemos de sacar nuevas lecciones. En torno a ellas hemos de sostener y profundizar lo avanzado, redoblando nuestros esfuerzos por construir proyecto revolucionario, carácter que no se medirá sólo en torno a la potencia con la que resuenen las consignas estratégicas, sino a través de los efectos concretos que produzca en este momento histórico, tanto en lo que respecta al fortalecimiento de las organizaciones de masas donde se crea y recrea la clase trabajadora (con sus múltiples espacios de despliegue e identidades particulares), como por el daño efectivo que pueda generar a la gobernabilidad del capitalismo, sus centros económicos y de poder político y cultural. No hay frase altisonante o poética consigna estratégica que pueda reemplazar esta condición.

Nos vemos en las calles.
 
Corriente Praxis
 

Corriente Praxis.

viernes, 21 de junio de 2013

11 de julio Paro Nacional



Santiago, 11 de julio de 2013.
A 42 años de la nacionalización del cobre, los allegados y sin casa, agrupados en el Movimiento de Pobladores Ukamau queremos manifestar lo siguiente:
1) El 11 de julio se conmemora el día de la Dignidad Nacional, debido a que ese día en 1971 se nacionalizó el cobre chileno, la principal riqueza del país, que hasta entonces estaba en manos de empresas norteamericanas. El cobre volvió a ser chileno y con él se pudo garantizar una serie de derechos sociales. Ni siquiera la Dictadura se atrevió a  privatizarlo, pero en 1992, la Concertación y la derecha acordaron que Codelco traspasara GRATIS a empresas extranjeras yacimientos aún no explotados. En 1990 Codelco producía cerca del 90% del cobre en Chile. En 2010, Codelco sólo producía el 30%...el 70% restante nuevamente está en manos extranjeras, prácticamente en las mismas condiciones que antes.
2) Es importante recuperar y renacionalizar nuestros recursos naturales: El cobre en manos de las mineras extranjeras; El agua en manos de las mineras y las eléctricas; El mar y sus peces en manos de 7 familias; El suelo en manos de los especuladores inmobiliarios… Pero los recursos naturales son de todos nosotros, son BIENES COMUNES, y a través de la acción del Estado, podrían garantizar la provisión de calidad de los DERECHOS SOCIALES de todo el pueblo chileno: El derecho a la Educación; El derecho a la Salud y también, el derecho a la Vivienda.
Los terrenos, los suelos, también son un recurso natural, y específicamente los suelos urbanos se encuentran totalmente en manos de privados, las más de las veces no para darles un uso productivo o habitacional, sino sólo para especular (comprar barato, vender caro). Si los suelos recuperaran su condición de Bienes Comunes, administrados por el Estado, los pobres no tendríamos necesidad de pelear por ellos, ni seríamos expulsados fuera de la ciudad. Tampoco tendríamos que ahorrar tanto dinero para obtener nuestras viviendas y el Estado podría destinar a un mejor uso los miles de millones que anualmente paga a los especuladores inmobiliarios. Por eso es importante luchar por nuestro terreno y nuestras viviendas, pero al mismo tiempo, debemos reclamar el derecho al suelo, ya que nuestros hijos en el futuro también necesitaran de un lugar donde vivir y esa lucha hay que empezar a darla ahora.
Si sólo nuestros minerales fuesen recuperados de las garras de las grandes trasnacionales mineras, ya podríamos asegurar no sólo una vivienda, sino que también salud y educación gratuita y de calidad para todo el pueblo; si el suelo urbano fuese de todos y no monopolio de las grandes constructoras e inmobiliarias, podríamos usar esos espacios para el bien común y no para el lucro de unos cuantos.
3) El 11 de julio los estudiantes, los trabajadores y otras organizaciones sociales están llamando a un PARO nacional, donde cada uno salga con sus propias demandas pero apuntando todos juntos a recuperar nuestros recursos.
4) Nosotros nos encontramos actualmente luchando por que se concrete nuestro proyecto de vivienda tal cual como lo proyectamos originalmente. Es por eso que hemos decido volver a movilizarnos para presionar en este sentido y hemos escogido el 11 de julio como el día para manifestarnos y así exigir nuestras propias demandas y al mismo tiempo decir que nosotros también queremos recuperar nuestros recursos.
5) Durante décadas los gobernantes se han esforzado en hacer que las luchas de nuestro pueblo recorran caminos diferentes, hoy entendemos como necesidad imperiosa el ser capaces de estrechar lazos con todas y todos los actores sociales que al igual que nosotros se esfuerzan por conquistar sus derechos. Es con unidad, lucha y organización que le daremos cada vez más fuerza a nuestras batallas: a la de la vivienda digna, de la educación y salud gratuitas y de calidad, y en esta ocasión a la de la recuperación de los recursos naturales que nos pertenecen.
6) Es por esto que en este 11 de julio, el Movimiento de Pobladores UKAMAU ha decidido sumarse junto al resto de los actores sociales a la demanda por la recuperación de los recursos naturales para el pueblo chileno. Sumando nuestras propias demandas como allegados y sin casa, a esta demanda general que ya comienza a ser de discusión de cada día en nuestras familias y poblaciones.
Porque el pueblo necesita vivienda y suelos, porque necesitamos de nuestros mares, ríos, lagos, minerales, aire y tierra para asegurar nuestros derechos y un desarrollo armónico y respetuoso con las comunidades y el medioambiente, los pobladores estamos en la calle!!
No más trabas a las familias pobres para acceder a una vivienda
Por el derecho a la vivienda, al suelo, al barrio y la ciudad
El cobre y los recursos naturales para Chile
Movimiento de Pobladores Ukamau

viernes, 19 de abril de 2013

Declaración publica, Santiago de Chile Abril de 2013 Al pueblo de Venezuela y a su legítimo presidente Nicolás Maduro Moros.



Declaración publica, Santiago de Chile Abril de 2013
Al pueblo de Venezuela y a su legítimo presidente Nicolás Maduro Moros.

Ante los acontecimientos de violencia que se han sucedido en estos últimos días luego de las elecciones presidenciales del hermano país de Venezuela, declaramos:

Como organización política y social, nos encontramos atentos y alertas frente al llamado del fascismo venezolano, apoyado por la derecha chilena y el imperio norteamericano. Desde esta pequeña franja de tierra, no nos quedaremos inmóviles ante la agresión a un país hermano y su pueblo, que valientemente  ha levantado la Revolución Bolivariana con un proceso de legitima participación  electoral.

Hoy el representante rastrero del imperio, Henrique Capriles, sediento de poder y de recuperar las millonarias ganancias que tenía antes que el  Comandante Chávez asumiera como Presidente, se encuentra hostigando al pueblo Venezolano, el cual, con esfuerzo y perseverancia, ha generado grandes cambios constitucionales.

Sepan Hermanas y hermanos venezolanos que para nosotros las fronteras no existen, somos un pueblo que necesita liberarse y en ese sentido nuestro Comandante Hugo Chávez Frías, es quien encarna los cambios que nuestros pueblos necesitan para acabar con el capitalismo y tener un gobierno popular.  

Es momento de defender el  maravilloso proceso  Venezolano, que da fuerzas y esperanza al resto de los pueblos de nuestra America para lograr construir la emancipación.

Desde una trinchera activa en suelo chileno, damos nuestro apoyo a esta Revolución Bolivariana. Ésta debe seguir a paso firme consolidándose junto a su nuevo presidente elegido de manera democrática y debe ser reconocido por los gobiernos del mundo como tal. 

Seguiremos en la senda de la revolución del Che, Miguel Enríquez, Salvador Allende y Hugo Chávez.

Arriba las y los que luchan.
Rodilla en tierra a defender nuestra Revolución.
Por que Chávez vive Maduro sigue.
Con todas las fuerzas de la historia.


Movimiento de Pobladores Ukamau
 Organización Política Pueblo libre.

CELEBRAMOS Y RESPALDAMOS LA JORNADA DEMOCRATICA Y SOBERANA DE ELECCIONES A LA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE EN VENEZUELA

Los movimientos sociales y populares del continente celebramos el triunfo democrático y soberano  del pueblo venezolano  y defendemos su ...