lunes, 5 de septiembre de 2011

Luchar, crear, poder popular. Entrevista a Doris González, dirigenta del Movimiento de Pobladores Ukamau


La madrugada del 24 de agosto los canales de televisión se apostaban en distintos lugares de la capital esperando el inicio de las acciones de la jornada de Paro Nacional. Las Rejas, la Casa Central de la Universidad de Chile, Macul con Grecia, eran algunos de los puntos en donde se esperaban manifestaciones. Nadie preveía que sería General Velásquez con la Alameda el lugar y los pobladores los protagonistas, de una de las manifestaciones más notorias de aquella mañana.

“Luchar, crear, poder popular” y “Luchando avanza el pueblo” eran algunas de las consignas con las que más de un centenar de trabajadores, trabajadoras, desempleados y dueñas de casa, todos del Movimiento de Pobladores Ukamau (MPU), se tomaron dos de las principales arterias de la capital.

Pero la jornada estaba recién comenzando para los pobladores. A las 7 de la tarde, los miembros del MPU comenzaron a reunirse con lienzos y las afueras del Centro Comunitario de la Población Santiago en Estación Central. Ya reunidas unas 300 personas, comenzaron a marchar iluminados por el fuego de antorchas, que ellos mismos construyeron, y al ritmo de la batucada Tambor Rebelde. A medida que la marcha avanzaba, el resto de los vecinos comenzaron a salir de sus casas con cacerolas y se sumaron a una columna que rápidamente superó las 1000 personas. El ruido del caceroleo cubrió las calles de la Población Santiago y Los Nogales, mientras otros miembros de los comités del MPU en Villa Francia y La Palma repitieron la acción en sus territorios.

La mañana siguiente los pobladores volvieron a hacerse presentes y por las calles de la capital volvió a verse un lienzo llamando a luchar y crear el poder popular, levantado por humildes y esforzados pobladores.

Para conocer más sobre esta organización, entrevistamos a Doris González, vocera y dirigenta del Movimiento. 



E.Q.: Doris, cuéntanos cómo surge el Movimiento de Pobladores Ukamau.

Doris: El MPU nace directamente ligado a lo que es el centro social Casa Ukamau, espacio de organización con más de 20 años en la Población Santiago. Hasta comienzos de este año nuestro trabajo estaba centrado sobretodo en lo cultural y en realizar talleres para la comunidad, pero luego de un proceso de discusión vimos la urgencia de trabajar junto a los vecinos por resolver los grandes problemas que nos afectan. Y, entre estos, el que vimos como más importante es el de la vivienda. Así que, con el apoyo de los compañeros de la organización Pueblo Libre, decidimos crear un primer comité de vivienda.

Al principio no sabíamos como iba a recibir esto la gente. Hicimos una primera reunión y llegaron unas 30 personas y dijimos “bien”. Luego a la segunda llego el doble de gente, luego el triple y la sede fue haciéndose cada vez más pequeña y debimos crear un segundo comité, y luego un tercero y ahora ya tenemos 7 comités trabajando con nosotros en distintas poblaciones de Estación Central. Y nos hemos planteado el desafío de crecer hacia otras comunas y regiones.

E.Q.: ¿Por qué deciden transformarse en un “movimiento” de pobladores?

Doris: mira, desde un principio nosotros nos planteamos que nuestra lucha no sólo sería por una vivienda sino también por una vida distinta y que por lo tanto nuestra lucha es también por todos los derechos que nos son negados. Es por eso que después de hablarlos con todos los socios y las directivas de los comités, decidimos transformarnos en un movimiento de pobladores que pelee también por la salud, la educación, sueldos dignos, un mejor barrio y una mejor ciudad. Por eso también es que hemos levantado la consigna de “un solo pueblo, una sola lucha”, ya que creemos que los problemas que nos afectan son producto de un sistema político y económico que debemos transformarlo entre todos los sectores del pueblo. 

E.Q.: ¿Qué es lo que diferencia a los comités de MPU de otros comités de vivienda?

Doris: Lo primero es que para nosotros la participación de los vecinos es lo más importante. Nosotros queremos construir una nueva sociedad y eso solo lo lograremos con organización y con lucha. Por eso siempre hemos puesto el énfasis en la participación antes que el ahorro en la libreta o en otras cosas. Aquí sólo tendrán viviendas los que participen, los que se organicen y los que luchen, porque la gente debe entender que con lucha es como se logran las cosas.

En relación con eso mismo es que les exigimos a nuestros socios que tengan valores y comportamientos solidarios entre ellos. Queremos construir un barrio distinto y eso lo estamos trabajando desde ahora, generando amistades, confianzas y lazos. Somos una gran familia que se prepara para vivir toda una vida juntos.

Por último, a diferencia de muchos comités, el MPU es autónomo. Nosotros solo dependemos de nosotros mismos y de nuestra organización. No le rendimos cuentas a ningún partido político, a ninguna municipalidad, a ninguna Egis ni a ninguna constructora.



E.Q.: ¿Por qué cosas lucha el MPU?

Doris: Luchamos por el derecho a viviendas dignas, a mejores barrios y a una mejor ciudad. Frente a las políticas habitacionales que han tenido como consecuencia enviar a los pobres a los bordes de la ciudad, hemos reivindicado el derecho a quedarnos en nuestras comunas de origen, ya que es allí donde hemos construido nuestra historia y nuestros lazos. Las comunas nos pertenecen a nosotros ya que hemos sido nosotros quienes las hemos construido.

En el ámbito de la vivienda somos pare de la Federación Nacional de Pobladores con la cual luchamos a nivel nacional por solucionar los problemas de los allegados y sin casa de nuestro país. Ahora vemos como los estudiantes nos dan una gran lección: con los derechos no se lucra, los derechos no son un negocio. No puedes hablar de derechos si para acceder a ellos debes pagar, como ocurre con la vivienda. Por ellos el gran desafío para el futuro es pelear por el derecho a una vivienda gratuita y de calidad para los sectores más postergados de la sociedad, lo que sólo será posible si luchamos también por la creación de una Empresa Nacional de la Construcción de carácter estatal que construya viviendas sociales sin generar el negocio que existe actualmente.

E.Q.: Y el Poder Popular…

Doris: La lucha por una vivienda es un primer paso en la lucha por una vida digna y una sociedad distinta. Sabemos que son muchas otras problemáticas las que afectan a nuestro pueblo y por lo cual debemos organizarnos y luchar y creemos que eso sólo depende de nosotros, de nuestras propias capacidades, de nuestro propio poder. Cuando decimos poder popular, decimos que es el pueblo quien debe tener el poder sobre el curso de la sociedad y decidir cómo debería ser nuestra educación, nuestra salud, nuestra economía, nuestras comunas. Queremos ser los constructores de nuestra propia historia.

Con cada asamblea, con cada conversación, con cada actividad, con cada marcha, vamos fortaleciendo nuestra capacidad de organización, nuestra capacidad de pelea y la conciencia de que las cosas no son como nos la pintan. Hay injusticias, desigualdades y una pequeña minoría que se enriquece a costa de la inmensa mayoría. Son esas capacidades y esa conciencia la que vamos fomentando con el trabajo cotidiano y son las que nos permitirán tener en algún momento la fuerza necesaria para construir nuestros propios espacios y nuestras propias soluciones para los problemas que afectan al conjunto de nuestras vidas. 



E.Q.: ¿Cuáles son los avances que han tenido hasta el momento?

Doris: a pesar de que el MPU como tal tiene sólo unos pocos meses de vida, hemos tenido importantes logros. En relación a nuestro primer proyecto de vivienda hemos logrado dos elementos súper importantes. Primero, una gran capacidad de organización y movilización que nos ha permitido ejercer presión sobre las distintas autoridades, logrando importantes avances con el Minvu, el municipio y los dueños del terreno. Estos logros de la lucha nos tienen bastante optimistas respecto al éxito de este proyecto. En segundo lugar, hemos conseguido el apoyo de profesionales con compromiso social que nos han ayudado a desarrollar proyectos de gran calidad y con una mirada distinta que apunta a generar comunidades fortalecidas e integradas.

Pero, más allá de los avances en nuestros proyectos, el gran éxito que hemos tenido, nuestra gran satisfacción, es con la gente que forma parte del MPU. Cuando los vecinos nos dicen que antes de ingresar al Movimiento no se cuestionaban nada y vivían encerrados en sus casas viendo la teleserie, pero que ahora ya no creen lo que dice la televisión, que se dan cuenta de las injusticias, que entienden que nos han quitado nuestros derechos y que debemos movilizarnos para recuperarlos, ese es nuestro mayor logro. La participación, la lucha, el compromiso y la conciencia que ha adquirido la gente es más importante que cualquier otra cosa.



E.Q.: Por último, ¿qué mensaje le darías al resto del pueblo chileno y a los lectores de El Quinto?

Doris: Que somos un solo pueblo y tenemos una sola lucha y por tanto tenemos que avanzar unidos en contra de este injusto sistema. El Movimiento de Pobladores Ukamau se ha propuesto luchar por una vida digna para el pueblo chileno. Sabemos que a lo largo del país son muchos los allegados y sin casa que viven en una dura situación y es por eso que invitamos a quien quiera organizarse junto a sus vecinos en la lucha por una vivienda digna, a acercarse a nosotros, conocernos y a pelear juntos, ya que sólo luchando es como lograremos seguir avanzando.

CELEBRAMOS Y RESPALDAMOS LA JORNADA DEMOCRATICA Y SOBERANA DE ELECCIONES A LA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE EN VENEZUELA

Los movimientos sociales y populares del continente celebramos el triunfo democrático y soberano  del pueblo venezolano  y defendemos su ...